Expertos de FERRERE brindaron claves para evitar errores al contratar servicios

Todas las noticias
15/06/2017

En un evento centrado en el análisis de la ley de Tercerizaciones, que este año cumple diez años de su entrada en vigencia, FERRERE presentó recomendaciones al momento de contratar servicios.

Las exposiciones estuvieron a cargo de los abogados Alberto Baroffio y Felipe Lasarte, integrantes del Departamento Laboral de FERRERE y autores del libro “Leyes de Tercerización”, de la socia de FERRERE y líder del Departamento Laboral de la firma, Verónica Raffo y de Leonardo Isoardi, socio de CPA FERRERE y responsable del Departamento de Outsourcing de Procesos de Negocios.

“Las leyes siguen siendo las mismas que se aprobaron hace diez años pero el nivel de los desafíos y complejidades que se presentan en un mundo con economías colaborativas y en el que cada vez más las empresas trabajan en red, es cada vez mayor. Generar una ingeniería legal y de control aplicable a los sistemas de externalización de procesos y servicios de una empresa es clave desde un punto de vista estratégico y de contención de riesgos ”, explicó Raffo.

Entre las recomendaciones se destacó que es fundamental determinar primero si el servicio que se va a contratar está incluido en la ley. “La ley señala que se encuentran incluidos los contratos cuyos servicios están vinculados al giro principal de la empresa contratante”, señaló Lasarte. Pero aclaró además que existen servicios accesorios como la seguridad, la vigilancia, la limpieza y el mantenimiento que están incluidos en la ley, estén o no vinculados al giro.

Baroffio, en tanto, centró su explicación en la redacción del contrato de las partes, para lo cual indicó que es fundamental diseñar una estrategia. “La empresa que razona sus situaciones al momento de determinar el contrato y se proyecta a futuro tiene mejores resultados que las empresas que quieren ser proactivas y acumulan toda la documentación posible para llevar al juez”, dijo.

Asimismo, se explicó que es importante exigir garantías o multas ante incumplimientos y establecer mecanismos de control inteligentes sabiendo concretamente qué se quiere controlar, cómo y a través de la solicitud de qué documentos.

Como recomendación, Isoardi expresó que todo tiene que quedar registrado, idealmente en un software, explicitando el incumplimiento de la otra parte para tener pruebas de cómo es la actuación del proveedor.

Por último, se advirtió que no se debe involucrar a los empleados de la empresa prestadora de servicios como si fueran propios, porque se cae en la figura de co-empleador, y que al detectar las primeras señales de incumplimiento se debe pensar estratégicamente y realizar un análisis de la situación para decidir cómo proceder.

Galería de imágenes

Compartir esta noticia por:

Enviar esta noticia a un amigo por correo electrónico:

Noticias por fecha

Reciba avisos de noticias en su correo electrónico.