Resumen Ejecutivo Monitor Financiero - Diciembre 2016

Todas las noticias
20/01/2017

Durante 2016 se consolidó el proceso de deterioro de la rentabilidad que venía mostrando el sistema bancario en los últimos años. La rentabilidad de los bancos en 2016 alcanzó mínimos de la última década. Adicionalmente, sobre el cierre del año se registró una fuerte contracción de depósitos de No Residentes, con un impacto importante en el volumen de depósitos y en la estructura de fondeo de los bancos locales.

Rentabilidad cierra el 2016 en mínimos históricos

Los resultados de los bancos comerciales totalizaron unos USD 80 MM en 2016, lo que implica unos USD 240 MM menos que el ejercicio anterior y constituyen además los peores resultados en términos absolutos desde 2009. A grandes rasgos, los menores resultados en 2016 respecto al año anterior fueron consecuencia de dos componentes: un fuerte aumento en la carga impositiva para las instituciones bancarias y una caída en los resultados por diferencia de cambio por valuación de activos y pasivos.

Las ganancias obtenidas por los bancos comerciales en 2016 determinan un retorno de apenas 3% sobre el Patrimonio de los accionistas (ROE), lo que determina uno de los peores años calendarios desde 2004 (junto a 2009). La rentabilidad promedio de los Bancos Privados fue virtualmente nula (0,5%), aunque la mitad de las instituciones registraron pérdidas en 2016. Además del pobre desempeño respecto a años anteriores, los resultados de los bancos se encuentran muy por debajo de las tasas de retorno exigidas por los accionistas para este tipo de negocios (superiores al 15%) y también por debajo de los resultados que muestran los bancos en la región. De esta forma, la baja rentabilidad que muestran los bancos uruguayos constituye una fuente de preocupación que ha cobrado mayor relevancia en los últimos años.

Carga tributaria: los bancos comerciales pagaron impuestos por un total de USD 183 millones, lo que implica un aumento de USD 91 MM (95%) en relación a 2015. De esta forma, los impuestos absorbieron el 11% de los ingresos percibidos por los bancos comerciales, cuando un año atrás esta relación fue de 6%.

Diferencia de cambio: la evolución del dólar tuvo un impacto en los resultados por diferencia de cambio (ganancias o pérdidas que muestran las instituciones bancarias al valuar en pesos sus activos netos denominados en dólares). La apreciación del peso uruguayo a partir de febrero de 2016 generó pérdidas por diferencia de cambios (DC) para aquellas instituciones con una posición activa en ME. De esta forma, las pérdidas de los bancos comerciales por DC alcanzaron los USD 45 MM, cuando en 2015 habían registrado ganancias por USD 250 MM por este concepto. De todas maneras cabe destacar que el deterioro de la rentabilidad se explica por otros factores más allá de la diferencia de cambio. El ROE excluyendo las pérdidas por DC se ubicó en torno al 5%, lo que deja en evidencia que el problema de rentabilidad trasciende las pérdidas derivadas por la evolución del dólar y es además un fenómeno que se ha venido profundizando en los últimos años (ver gráficos).

Otros factores: en los últimos años el sistema bancario ha venido registrado un descenso de los márgenes financieros netos, lo que refleja un menor margen de ganancia en las actividades de intermediación financiera. Este fenómeno se explica por un menor spread entre tasas activas y pasivas (menor margen bruto) y por el aumento de las pérdidas por previsiones producto del deterioro de la calidad de la cartera y del aumento de la morosidad.

Depósitos de No Residentes caen más de USD 1.000 millones en 2016

Los depósitos de no residentes en el sistema financiero uruguayo experimentaron una fuerte caída en el último trimestre del año 2016, en buena medida vinculada a los movimientos de fondos a causa del Régimen de Sinceramiento Fiscal en Argentina (comúnmente llamado blanqueo de capitales). Cabe recordar que a junio 2016 el 72% de los depósitos de No Residentes estaba explicado por argentinos (en base a balances auditados junio 2016).

Los depósitos de no residentes cerraron el 2016 con un saldo de USD 3.530 MM, muy por debajo de los USD 4.381 MM registrados a setiembre de 2016. Esta contracción de USD 851 MM en el cuarto trimestre fue generalizada a nivel de instituciones, aunque se destacó el grupo de bancos privados por contar con una mayor cartera de no residentes en el total de sus depósitos (19%), en comparación con el BROU (4%). El análisis según los montos de las cuentas revela que el 87% de la contracción de los depósitos de no residentes se concentró en cuentas mayores a 100 mil dólares. A modo de ejemplo, la caída de las cuentas con saldos mayores a USD 250.000 fue de USD 421 MM desde setiembre.

Luego de lo ocurrido en el cuarto trimestre, los depósitos de No Residentes acumularon una caída de USD 1.044 MM respecto a un año atrás, lo que implica una contracción de 23%. Más de 10.000 cuentas de no residentes fueron cerradas en el último año.

Pese a esta caída en el segmento de No Residentes, los bancos comerciales registraron un aumento en el stock de depósitos en 2016 debido al incremento de los residentes. En efecto, el saldo total de depósitos del SNF en el sistema bancario cerró el 2016 levemente por encima de los USD 30.000 MM, unos USD 350 MM por encima del cierre del ejercicio anterior. En definitiva, los depósitos de no residentes perdieron participación en el fondeo de los bancos comerciales uruguayos: al cierre de 2016 explican el 12% del total de depósitos del SNF, mientras que un año atrás representaban el 15% .

Galería de imágenes

  • Depósitos 2
  • Depósitos
  • Ingresos / activos
  • Rentabilidad

Recursos asociados

Compartir esta noticia por:

Enviar esta noticia a un amigo por correo electrónico:

Noticias por fecha

Reciba avisos de noticias en su correo electrónico.