CPA FERRERE
Novedades

¿Argentina: socio confiable?

Aunque el Gobierno promueve el desarrollo conjunto de sectores como la electrónica o la industria naval, en entrevista brindada a Brecha, el Ec. Gabriel Oddone, socio de CPA Ferrere, opinó que en temas importantes, como la navegabilidad y los puertos a construir en el río Uruguay, ?los argentinos jamás han sido amistosos?, y aún si se consiguieran algunos acuerdos, si ?cambia el gobierno, los acuerdos se revierten?, por lo que, desde su punto de vista, ?no invertiría mucha energía en estas cosas?.

?No invertiría mucha energía en el encadenamiento productivo con Argentina?, comentó enfático a Brecha el economista Gabriel Oddone , del estudio CPA Ferrere. Las cambiantes reglas de juego y la inestabilidad política del país vecino serían a su entender las principales limitaciones para la complementación productiva a largo plazo: ?Argentina es un país que tiene que recorrer un largo proceso de estabilización para que sea un socio confiable del Uruguay?.

Asegura que el país vecino tiene una escasa adhesión a los acuerdos firmados y ?cada vez que aparece un jugador nuevo hay que sentarse a negociar nuevamente?. Y como ejemplo menciona los múltiples acuerdos bilaterales sobre el dragado de los ríos, o el conflicto con la instalación de UPM. A pesar de la existencia de intereses empresariales compartidos en ambas orillas, sobre todo en el sector agroindustrial, el textil y el de autopartes, Oddone considera que hay razones para desconfiar de la complementación industrial con Argentina.

En primer lugar, ambos países tienen estructuras productivas rivales y no complementarias: ?un desarrollo espectacularmente atractivo de Uruguay (?) es una pérdida de oportunidades para ellos. ¿Por qué van a dejar que nosotros aprovechemos esas oportunidades si las pueden aprovechar ellos??. En segundo lugar, considera que todos los eslabonamiento productivos ya se realizaron: ?todo lo que se pudo desarrollar con reglas de juego inestables ya se concretó?. La farmacéutica, la producción química, las pinturas, las autopartes y las empresas vinculadas al sector agroindustrial ya avanzaron en la complementación productiva, y ?pasos adicionales requerirían información y estudios que no tengo?.

A la vez, el desarrollo de la electrónica o la industria naval ? sectores que impulsa el gobierno ? le parecen ?temas accesorios?, ya que lo importante radicaría en la navegabilidad y los puertos a construir en el río Uruguay, temas en los cuales ?los argentinos jamás han sido amistosos?. Incluso entiende que si no hubiera habido un hecho consumado como fue el establecimiento de Botnia, ?la planta no estaría construida?, ni siquiera en el contexto de buena vecindad actual.

Admite que al actual gobierno ?en algunos casos le ha ido bien? al estrechar la relación con Argentina, aunque considera que son ?resultados de corto y no de mediano o largo plazo?, pues a pesar de que se firmen tratados, si ?cambia el gobierno, los acuerdos se revierten, basta ver los acuerdos ya firmados?. No obstante, insistió en que esta mirada personal está ?cargada de prejuicios? y carece de la información que tiene el sector público, pero ?a priori no invertiría mucha energía en estas cosas?.

Nota publicada en el semanario Brecha en edición del día Viernes 19 de agosto de 2011 en página 19.