CPA FERRERE
Novedades

BCU sube tasa de interés por segunda vez en el año

El pasado jueves 23 de junio se reunió el Comité de Política Monetaria del Banco Central del Uruguay, en un marco de gran expectativa por parte del mercado debido al incremento que ha tenido la inflación en los últimos meses. En los doce meses cerrados a mayo del 2011, el incremento de los precios alcanza el 8,5%.

Según los comentarios expresados en notas anteriores por el Ec. Alfonso Capurro, experto de CPA Ferrere, desde el punto de vista del deber ser, lo aconsejable era subir la tasa de interés, aunque persistían ciertas dudas sobre la determinación del Banco Central a subir nuevamente el costo del dinero.

En su reunión de junio, el COPOM decidió nuevamente subir las tasas de interés, esta vez en medio punto porcentual, llevando la tasa de referencia para las operaciones a un día en moneda nacional al 8%.

Consultado al respecto, Capurro comentó que, básicamente, esta acción tiene dos lecturas importantes.

La primera es que el Banco Central ratifica su compromiso con el objetivo de la inflación. Durante algunos meses hubo incertidumbre acerca de cómo iba a actuar contra la inflación, ya que las autoridades estaban tratando de equilibrar varios objetivos al mismo tiempo.

Teniendo en cuenta las acciones tomadas durante los últimos meses (aumento de tasas en marzo y modificación del régimen de encajes bancarios para contener el crecimiento del crédito), la medida adoptada la semana pasada ratifica con claridad que las autoridades orientan todas las políticas hacia el control de la inflación.

La segunda reflexión es acerca de las consecuencias que esto puede tener sobre el tipo de cambio y la ?competitividad? externa. Según Capurro, subir la tasa de interés genera que las colocaciones en peso sean más atractivas y que los inversores tengan un incentivo adicional a cambiarse de dólares a pesos. Y todo esto puede generar una presión adicional a la baja sobre el tipo de cambio.

?Nosotros entendemos que hasta ahora ? o hasta el año pasado tal vez ? el tema de la competitividad no había sido un tema demasiado preocupante desde el punto de vista macroeconómico. Si bien algunos sectores productivos estaban siendo perjudicados por la apreciación que había tenido el tipo de cambio y por la caída de la rentabilidad en dólares, la economía venía creciendo a ritmo intenso sin registrar desbalances externos, incluso hasta el año pasado teníamos superávit en la cuenta corriente de la balanza de pagos?, comentó el economista.

Añadió que desde el punto de vista de la competitividad en sí misma, y desde el punto de vista del balance de las cuentas externas, que es lo que nos debería preocupar desde un enfoque macro, no era un tema grave, e incluso era sorprendente que el país creciera tanto y que estuviera tan balanceado pese a que algunos sectores con mayor incorporación de valor agregado estaban perdiendo competitividad. Los elevados precios de las materias primas ayudaron a mantener el sector externo balanceado.

Sin embargo, Capurro señaló que lo que están mostrando los números de este año - que todavía no apreciamos en su totalidad porque vienen con cierto rezago ?, es que Uruguay se está perforando en el sector externo. Y aunque no es preocupante todavía, es un tema al que hay que empezar a prestar atención.

?A mediados del año pasado, teníamos un superávit en la cuenta corriente del sector externo de casi un punto del producto, y nuestra estimación es que probablemente a junio de este año, es decir hoy, según las cifras que vamos a estar consiguiendo dentro de tres o cuatro meses, va a haber un déficit en la cuenta corriente de de dos puntos del producto, lo que significa un deterioro bastante grande para un período de tiempo tan corto.?

Para concluir, el economista insistió en que no es un tema grave ni preocupante todavía, pero se trata de un desbalance incipiente que ?va a haber que empezar a vigilar. No se trata de un tema preocupante ni un foco de inestabilidad en si mismo. Pero algún día, cuando el ciclo económico se revierta, estos desbalances hay que corregirlos, y cuanto mayor sea el desequilibrio mayor será el esfuerzo necesario para volver a estar balanceados?.