CPA FERRERE
Novedades

Cae la fortaleza de la banca por cambio en negocios y normativa

Cambios asociados a innovaciones regulatorias y a una convergencia de los bancos uruguayos a lo que es el negocio en la región, derivaron en un descenso del índice de fortaleza del sistema financiero que lleva prácticamente dos años, según CPA Ferrere.

Esa consultora empezó a difundir en junio de 2009 dicha medición, que identifica con la sigla IFF. Tiene en cuenta variables como la capacidad patrimonial para absorber la cartera morosa en caso de ser necesario, considerando que las previsiones son las adecuadas, el cumplimiento de los requisitos mínimos de capital a nivel de las instituciones, y el financiamiento de activos con capitales propios.

La tendencia del índice fue de aumento hasta mediados de 2009 y luego registró bajas prácticamente sin interrupción. En junio pasado ? el dato más reciente ? se ubicó en 100,22, esto es 3,67 puntos por debajo del nivel de julio de 2011, cuando comenzó la fase de caída de la medición. De todos modos, está ?muy por encima de los valores estimados para fines de 2011, vísperas de lo que sería una de las crisis financieras de mayor magnitud en la historia uruguaya?, apunta la consultora en un reporte obtenido por Búsqueda.

Explica que esta disminución en el IFF ?refleja un cambio en la composición del negocio bancario uruguayo?, lo que a su vez responde tanto a las innovaciones normativas como a una convergencia del sistema uruguayo a lo que es el negocio en la región. Las bajas tasas de interés en el mundo llevaron a los bancos a la búsqueda de nuevas líneas de negocio rentables, redirigiendo su actividad a la ?ampliación del crédito al sector no financiero privado residente ? partiendo desde guarismos muy bajos en la comparativa internacional ?, aumentando el apalancamiento en línea con la región y reduciendo su exposición total al segmento de no residentes (compuesto prácticamente en su totalidad por ciudadanos y empresas argentinas?, agrega.

Por otra parte, según CPA Ferrere, las regulaciones bancocentralistas ?se han alineado más con los estándares internacionales?, buscando una mayor prevención de diferentes tipos de riesgo, lo que conlleva entre otras cosas a un incremento en los requerimientos de capital de las instituciones. ?En la medida que las novedades normativas redujeron ? dado todo lo demás constante ? el excedente de capital regulatorio, era de esperar que se observara un ajuste a la baja en las variables asociadas. Sin embargo, desde un punto de vista puramente cualitativo, se podría argumentar que este ajuste en particular no representa en sí mismo una caída de la ?fortaleza financiera? de la misma magnitud?, puntualiza en su informe.

Artículo publicado en semanario Búsqueda, en edición del jueves 8 de agosto de 2013.