CPA FERRERE
Novedades

Conocer las fuentes de financiamiento, el aspecto clave para lograr una estrategia óptima

El prestigioso profesor de Finanzas Aswath Damodaran publicó el 20 de enero en su cuenta de Twitter ?Comparing investment returns to costs of capital, more than half of all companies destroyed value in 2015?.

Un aspecto clave que incide en la generación de valor de las empresas es su estructura de financiamiento. En un escenario de oscilación de tasas de interés y tipo de cambio, donde los mercados se caracterizan por presentar una gran incertidumbre, definir una estructura financiera acorde a las necesidades de la empresa (mix de fondos propios y de terceros, condiciones, plazo y moneda) puede jugar un rol muy importante en el futuro de la misma.

Por esta razón, es muy importante que la empresa tenga claramente identificada su estrategia de financiamiento de corto y largo plazo procurando lograr una estructura óptima en función a sus necesidades.

Estas apreciaciones aplican tanto para nuevos proyectos que se encuentran en la etapa de formulación y evaluación, así como para empresas en marcha que busquen reestructurar su nivel de endeudamiento.

En el marco de este objetivo, existen en la plaza distintas alternativas, las que se presentan seguidamente.

Alternativas del Sistema Bancario

Una de las alternativas de financiamiento más utilizadas en nuestro país es recurrir al sistema bancario a efectos de gestionar el capital de trabajo así como también inversiones en activo fijo:

Instituciones locales: Esta alternativa permite acceder tanto a instituciones públicas como privadas.

Las Instituciones bancarias ofrecen distintas opciones de financiamiento, cuyos topes dependen de su Responsabilidad Patrimonial Neta y de la calificación crediticia de la empresa solicitant -siendo generalmente el 15% de la RPN - a modo de referencia los principales bancos se encuentran entre USD 15 millones y USD 63 millones - y pudiendo llegar en casos excepcionales al 35%). Dentro de los productos que ellos ofrecen, se destacan los siguientes:

- Línea de crédito: permite a la empresa operar dentro del tope acordado sin necesidad de revisión ?continua? del banco.

- Préstamos a plazo fijo: consiste en préstamos en moneda nacional o extranjera a una tasa y un plazo predefinido.

- Préstamos prendarios e hipotecarios: mediante este servicio, las empresas pueden financiar inversiones en bienes de uso como ser equipamiento e inmuebles.

- Prefinanciación de exportaciones: es un servicio destinado a empresas exportadoras, mediante el cual se les otorga un préstamo para comprar o producir los bienes a ser exportados y financiamiento hasta el cobro de las mercaderías exportadas.

- Factoring: esta herramienta permite a las empresas ceder parte de sus créditos a las instituciones financieras a cambio de un anticipo sobre los mismos. En el desarrollo de estos servicios también se encuentran en el mercado empresas financieras no bancarias.

- Descuento de documentos: brinda a la empresa liquidez, antes del vencimiento del documento. El banco adelanta al beneficiario el importe menos una quita, a cambio de la cesión de los derechos del documento.

- Pool de Bancos: debido a que el BCU topea (en base al patrimonio) el monto que los bancos pueden prestar a las empresas y el riesgo de concentración de la deuda en ciertos sectores, surge otra modalidad para financiarse: el ?pool de bancos?. De esta forma las empresas pueden acceder al financiamiento deseado o a un financiamiento mayor.

Especialmente, para el financiamiento de proyectos de inversión, el BROU, convoca todos los años a una licitación de proyectos que finaliza en el mes de mayo y ofrece condiciones bonificadas (financia hasta el 70% de inversión, plazo de hasta 10 años, gracia de hasta 2 años para el capital y tasas de bonificadas dependiendo del ?Ranking? de la licitación).

Instituciones del Exterior: Es posible financiarse mediante Bancos de Desarrollo y Organismos Multilaterales, como por ejemplo el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), la CAF (Banco de desarrollo de América Latina), el FMO (Corporación Financiera Holandesa) y DEG (Sociedad Alemana de Inversiones y Desarrollo).

Financian proyectos que contribuyan al desarrollo del país, en todos los sectores de la economía, pudiendo otorgar mejores condiciones que otras fuentes (monto, plazo y tasa de interés).

Los servicios que brindan incluyen: financiamiento de proyectos, préstamos en dólares o moneda local, deuda subordinada, líneas de crédito o garantías parciales, entre otros.

Por su parte, los montos que ofrecen son variables en función de quien sea el destinatario (Pymes, grandes compañías, bancos, empresas gubernamentales, fondos de inversión, ONG?s, etc.), pudiendo ser desde USD 100 mil hasta superar los USD 250 millones.

Otras alternativas de financiamiento

Además de las opciones que brinda el sistema bancario, las empresas pueden financiarse con otras fuentes:

Socios estratégicos o financieros: La entrada de un nuevo socio puede ser el impulso que la empresa necesita, y su elección va a depender de los objetivos que se estén buscando. Un socio estratégico, genera sinergias operativas mediante la creación de ventajas competitivas, a cambio de una incidencia en el control y las decisiones de la empresa.

El socio financiero, por su parte, aporta financiamiento a cambio de rentabilidad. Si bien suele tener una participación minoritaria, en algunas instancias a través de acuerdos de accionistas se le otorga una participación mayoritaria para la toma de decisiones de puntos clave del negocio. El horizonte temporal de inversión del socio financiero es significativamente menor al del socio estratégico.

Desprenderse de activos no operativos: Por un lado desinvertir puede ser considerada una herramienta de corto plazo, para hacerse rápidamente de efectivo, mientras que por otro lado, pueden tener una función más estratégica para la firma; optimizar el uso de activos no operativos que actualmente rinden menos que el costo de capital para aprovechar otras oportunidades de negocio que generen mayor valor.

Lease-Back: Es un instrumento financiero que permite transformar activos fijos en líquidos mediante dos operaciones simultáneas: un contrato de compraventa y un contrato de arrendamiento financiero.

Con este instrumento, el propietario de un bien (a modo de ejemplo un inmueble) lo vende a un inversor, con el compromiso de ser arrendatario del mismo por un plazo determinado y al final del periodo tiene la opción de recompra. Esta es una alternativa muy interesante, ya que permite obtener liquidez, manteniendo el uso del bien a cambio de un pago periódico.

¿Qué cambios se vienen dando en el mercado?

Uruguay ha presentado en los últimos años un gran desarrollo del mercado de capitales, contando con las AFAPs como principal actor institucional.

Si bien parece, en primera instancia, un mercado más complejo y con mayores costos iniciales a raíz de la estructuración, puede presentar varias ventajas respecto a otras fuentes de financiamiento, ofreciendo en algunos casos una mayor flexibilidad tanto en plazo como en período de gracia, tasa y moneda.

Actualmente se manejan diversos instrumentos, como puede ser la emisión de deuda (mediante fideicomisos financieros u obligaciones negociables), certificados de participación o instrumentos mixtos y acciones.

Los fideicomisos financieros son una alternativa de financiamiento que permiten titularizar activos que tendrán como respaldo el patrimonio del propio fideicomiso. A través de este instrumento, la empresa constituye un patrimonio independiente que será administrado por un fiduciario registrado ante el BCU.

Por su parte, las Obligaciones Negociables, son títulos de deuda emitidos por empresas del sector privado. Tienen vencimiento preestablecido y una tasa de interés fija o reajustable, pero pactada previamente.

El mercado de capitales uruguayo ha logrado en el año 2015 consolidar el despegue que se había observado en 2014 en lo que respecta a emisión de títulos de deuda privada. En el último año, en BEVSA y BVM la cantidad de operaciones de estos instrumentos fueron 26, representando aproximadamente USD 900 millones. Este importe supera las emisiones del año 2014 manteniéndose la cantidad de operaciones (BEVSA 15 emisiones por USD 460 millones y BVM 11 emisiones por unos USD 370 millones).