CPA FERRERE
Novedades

Desafío para la inserción externa de Uruguay

En el marco del 45º aniversario de la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) un almuerzo reunió a políticos y empresarios para interpretar la realidad económica de la región y la potencialidad de insertar al país en la dinámica internacional.

Durante el evento, realizado en el Hotel Sofitel, expusieron destacadas figuras del escenario local como el presidente del BROU, Ec. Fernando Calloia; el presidente de la UEU, Cr. Álvaro Queijo; y el socio de CPA Ferrere, el Ec. Gabriel Oddone; como así también el secretario de Comercio Exterior de Brasil y árbitro del Tribunal Permanente de Revisión del Mercosur y de la Organización Mundial de Comercio, Dr. Walber Barral, que llegó desde el país norteño para esta ocasión.

Con enfoques y prioridades diferentes, el almuerzo puso sobre la mesa debates trascendentes para el futuro económico del país.

Gabriel Oddone, socio de CPA Ferrere, puso sobre el tapete el debate en torno a Mercosur sí, Mercosur no. Su exposición, ?Desafío para la inserción externa de Uruguay: Convertirse en la puerta de ?salida? de la región?, se planteó responder si el reciente rebrote proteccionista, sobre todo ocurrido en Argentina pero en menor medida también en Brasil, constituye una nueva restricción para la inserción regional y para el avance de la integración de los países miembros del bloque regional.

Como segundo punto, reflexionó si los cambios de prioridades que han gestionado aquellos dos países serán de orden permanente o transitorio, para tenerlo en cuenta a la hora de diagramar líneas de acción con el fin de insertar a Uruguay en el extranjero.

Por último, concluyó su argumento analizando si la región continúa siendo un instrumento hábil para la apertura, para lo cual, en su opinión, lo entiende correcto solo si se cambia la perspectiva en la que se vino desarrollando hasta ahora.

?Lo que Uruguay vende en la región, no lo vende en el resto del mundo; eso es un tema fundamental a tener presente?, reflexionó. A su vez, recordó que la desaceleración de la economía de Brasil, y su respectivo abaratamiento, se transformaron en condiciones que al país le costará revertir.

Por tanto, eses condiciones no serán transitorias si no más bien estables, por lo que el gigante del Mercosur ya ?no es una fuente de dinamismo a corto plazo? ni contribuirá a la inserción externa de Uruguay. Para el caso de Argentina el razonamiento fue parecido: ?El país está estancada y con inflación típicamente de la que deriva de los modelos dirigistas e intervencionistas, y por lo tanto no vamos a encontrar mayores fuentes de dinamismo?.

Agregó que la región ha dejado de ser la principal herramienta para la inserción externa del país, pero eso no quiere decir que haya dejado de ser útil, y añadió que el hecho de que ?se imaginen? nuevas opciones, no significa abandonar el bloque.

Cerró su disertación concluyendo que llegó la hora de cambiar la manera en que Uruguay se vendía al mundo y se desarrollaba como tal. Acostumbrados a vender al país como ?la puerta de entrada a la región?, dijo, lo acertado sería venderse ahora como la ?puerta de salida?. Al tener Brasil una infraestructura ?trancada?, explicó, y Argentina ?todavía más trancada? por no disponer siquiera de financiamiento y otros problemas, Uruguay debe lanzarse y convertirse en el lugar ?desde donde las producciones van a salir al mundo?.

En su opinión, Uruguay tiene chance en materia de infraestructura para ocupar un espacio importante en la salida de mercaderías. ?El puerto de aguas profundas, efectivamente, constituye un eslabón?, sintetizó.

Extracto de nota publicada en semanario Crónicas en edición del día viernes 17 de mayo de 2013.

Acceda a la presentación utilizada en el evento en el siguiente enlace: