CPA FERRERE
Novedades

Desafíos para el sector agropecuario en Uruguay

En un entorno económico mundial turbulento como el actual, todos los sectores de producción enfrentan grandes desafíos.

Para analizar cuáles son los desafíos que enfrenta hoy en día el sector agropecuario en Uruguay, el 4 de octubre de 2011 se llevó a cabo la conferencia ?Nuevos desafíos para el negocio agropecuario?, organizada por la Cámara de Comercio Uruguayo-Argentina, la Cámara Mercantil de Productos del País, CPA Ferrere y Ferrere Abogados .

En dicha instancia, el Ec. Alfonso Capurro, de CPA Ferrere, alertó sobre las restricciones de capacidad de la oferta interna y la incertidumbre de la demanda internacional, temas que dominan el panorama del sector agropecuario en el corto y mediano plazo.


Impacto del entorno económico mundial en Uruguay

Según Capurro, la economía mundial se encuentra en una ?fase peligrosa?, con una importante crisis en Europa, una economía estadounidense debilitada y una China enfrentando sus propios desafíos de lograr una expansión equilibrada. En ese entorno, las expectativas en el corto plazo indican que la demanda no empujará con el mismo vigor y, según el FMI, los riesgos a la baja se incrementan.

Desafíos para el agro uruguayo y cómo superarlos

En el corto plazo, la resolución de la crisis europea es la principal incertidumbre para el negocio, por las consecuencias potencial que podría tener sobre la estabilidad de los mercados financieros globales. Sin embargo, una vez que esta incertidumbre sea despejada, las empresas uruguayas (de todos los sectores) enfrentarán nuevamente una fuerte presión sobre los márgenes, por dos grandes motivos:

  • Elevados niveles de utilización de factores que se traduce en escasez de recursos, sobre todo mano de obra, que presionan los costos al alza.
  • Deficiencias de la red infraestructura, problema que en el caso del agro tiene mayor incidencia que en otros sectores debido a las ineficiencias que genera en la cadena logística y los costos adicionales que produce en la fase de comercialización de la producción.

Consultado sobre cómo superar estos desafíos, el economista concluyó que la innovación, la eficiencia y las buenas prácticas son los factores que harán la diferencia entre las empresas, sobre todo a la hora de enfrentar el desafío de la falta de recursos. Tener bajo desempleo no es el ?fin del mundo?: países como Alemania y Estados Unidos logran seguir creciendo incluso cuando hay niveles de desempleo de 5-6%, pero esto es posible porque están inmersos en un proceso permanente de mejora de la productividad y la eficiencia, tanto a nivel país como a nivel empresarial. Cuando hay falta de recursos, las empresas eficientes y productivas son las que tienen mejores armas para enfrentar la inflación de costos.