CPA FERRERE
Novedades

Economía confirma estancamiento en Q3

Los datos de Cuentas Nacionales divulgados hoy por el Banco Central del Uruguay indican un crecimiento interanual de 0,6% de la economía en el tercer trimestre de 2015. Sin embargo, una vez depurado este dato de la generación de energía (componente intrínsecamente errático sujeto a variaciones climáticas) y del efecto Montes del Plata (de carácter genuino pero puntual en la comparación interanual y que comienza a diluirse) la economía habría crecido entre 0,1% y 0,2% respecto al mismo trimestre de 2014, confirmando que lo ocurrido durante el segundo trimestre no fue accidental y que la economía evidencia señales de estancamiento en los últimos dos trimestres.

· Proyecciones en línea con lo previsto. El resultado del tercer trimestre se situó ligeramente por debajo de nuestra proyección puntual (0,8%), en parte debido a la revisión de las cifras correspondientes al primer y segundo trimestre del año.Por su parte el componente de tendencia-ciclo del nivel de actividad económica (indicador que aísla efectos de carácter puramente estacional e irregular) evidenció un crecimiento de 0,42%, tras la pequeña contracción del segundo trimestre.

· Resultados mixtos en el sector productivo. Los sectores con mayor incidencia positiva fueron Actividades Primarias, Industria Manufacturera y Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones. Las primeras crecieron 6,7% impulsadas por una mayor actividad pecuaria (ganado en pie y faena) y silvícola (por mayor demanda de insumos para la producción de celulosa). Las segundas crecieron 1,9% por el desempeño de las grandes ramas exportadoras, vinculadas a la producción de celulosa y de otros alimentos. Las terceras se expandieron 2,8% por la actividad de telecomunicaciones y transmisión de datos. En contrapartida, Comercio, Reparaciones, Restaurantes y Hoteles, y Construcción se retrajeron en la comparación interanual, -5,3% y -6,7% respectivamente. En cuanto al primero, cayeron las actividades de comercio mientras que el segundo se contrajo por menor demanda privada, configurando éste el séptimo trimestre consecutivo de caída interanual. Por último, Electricidad, Gas y Agua contribuyó de manera levemente positiva, revirtiendo tenuemente lo acontecido en el segundo trimestre.

· Nueva contracción de la demanda interna. En el tercer trimestre del año la demanda interna se retrajo por segundo trimestre consecutivo, incidiendo negativamente en el crecimiento del PIB. El consumo final cayó 0,7% impulsado por la retracción del gasto de los hogares, en tanto la Formación Bruta de Capital Fijo se redujo 14,3%, tanto por el comportamiento del sector público como privado. En cuanto a la demanda externa, las importaciones cayeron en mayor medida que las exportaciones (-13,2% y -6%, respectivamente), resultando en un saldo comercial menos negativo como resultado de la depreciación real del peso en el último año. No obstante, la economía necesitará atravesar una corrección de precios relativos aún más intensa, de forma de acompasarse a la trayectoria de los principales socios comerciales (con excepción de China) y competidores, con el objetivo de amortiguar la desaceleración económica.

· Proyecciones preliminares indican corrección a la baja. La incorporación del dato correspondiente al tercer trimestre en conjunto con la evolución prevista para los determinantes del nivel de actividad de la economía corrigen a la baja las proyecciones de crecimiento para 2015 y 2016.

En síntesis, el nuevo dato de Cuentas Nacionales indicó para el tercer trimestre del año un crecimiento interanual de 0,6%. Este resultado estuvo en línea con lo esperado, tanto en lo que refiere a la proyección puntual como a los fundamentos del crecimiento que la sustentaban. Sin embargo, a pesar de este leve crecimiento en el dato puntual aún se mantiene nuestro diagnóstico de que la economía ha ingresado en una fase de estancamiento.