CPA FERRERE
Novedades

El agro no tiene rentabilidades extraordinarias

En el marco de la Asamblea de Presidentes CREA de otoño, llevada a cabo el pasado 23 de mayo en la sede de FUCREA, los economistas Gabriel Oddone y Alfonso Capurro de CPA Ferrere, disertaron sobre la ?Situación económica y desafíos para el Gobierno. El caso del agro desde una perspectiva de política económica global?

Uno de los puntos que despertó mayor interés por parte de los asistentes a esta conferencia fueron los cambios tributarios en el agro que han sido planteados por algunos sectores políticos. Buena parte de estas propuestas parten del diagnóstico de que el agro estaría percibiendo rentas extraordinarias gracias a los precios récord de las materias primas.

Sin profundizar en el ?deber ser? en materia impositiva, según el Ec. Alfonso Capurro, ?lo importante es el diagnóstico de base no es del todo correcto. Los datos de FUCREA para las empresas nucleadas en los grupos CREA muestran que el agro no tiene rentabilidades extraordinarias. Es cierto que la rentabilidad ha mejorado, pero no parecen ser rentas extraordinarias?.

Teniendo en cuenta este escenario, Capurro advierte que ?hay que tener cuidado de no tomar medidas tributarias solo en base a los precios de venta?. Es cierto que todo lo que vende el país vale más que antes: la carne, la soja, el arroz, los lácteos, el trigo y el maíz se encuentran en máximos históricos o cerca de niveles récord.

Sin embargo, ?los costos también han crecido. La inflación en dólares en estos últimos años ha sido elevada, algo más de 100% acumulada en 5 años. El precio de los fertilizantes, el gasoil y otros insumos también ha aumentado, mientras que el precio de los salarios en dólares se multiplicó por 2,5 veces en los últimos 5 años.?

Lo que muestran los datos de FUCREA es que la rentabilidad medida en dólares ha mejorado mucho en la última década, pero no hay que olvidar que el dólar ha perdido poder adquisitivo al mismo tiempo. Además, para poder saber si la rentabilidad es alta o baja en términos relativos, lo correcto es medirla en términos de la inversión que hay que hacer para producir, de esta forma podemos tener un indicador comparable a otros sectores de actividad en Uruguay y el mundo?.

Los números de FUCREA para el ejercicio 2009/10 muestran que las actividades ganaderas más tradicionales son las que tienen menos rentabilidad, apenas por arriba de 2%, que incluso es un poco menos después de impuestos. Según declaraciones de Capurro, ?no parecen ser cifras comparativamente significativas ya que no estamos hablando de rentabilidades extraordinarias en el negocio de producción. De hecho, parece mejor negocio comprar un bono del tesoro de Estados Unidos que invertir en actividades ganaderas.?

El economista también comentó que en otras actividades más rentables, como la lechería y la agricultura, el porcentaje de rentabilidad de la producción se encuentra entre un 5 y un 7 % en el mejor de los casos, lo que confirma su declaración de que no se trata de rentabilidades extraordinarias, más aún teniendo en cuenta el nivel de riesgo que implican las actividades agropecuarias, sobre las cuales están disponibles en Uruguay muy pocos instrumentos de cobertura para los riesgos climáticos.

Como reflexión final, Capurro advierte que ?hay que ser cuidadoso con plantear medidas impositivas sin contar con un diagnóstico sólido sobre los negocios sobre los cuales se propone elevar la carga impositiva. El punto es que si partimos de un diagnóstico equivocado podemos cometer errores que terminen por volver inefectivas las medidas e incluso afectar la inversión del sector. Quienes están pensando que el agro como sector atraviesa una fase de rentabilidad extraordinaria están equivocados, los datos no muestran eso.

Es posible que existan algunas actividades y algunas modalidades de explotación que tengan mejores niveles de rentabilidad que el promedio, pero las cifras del promedio del sector no indican eso. Tienen precios extraordinarios, sí, pero también tienen costos elevados. Al final del día, la rentabilidad como porcentaje de la inversión no parece ser extraordinaria.?