CPA FERRERE
Novedades

Estancamiento y ajuste fiscal: ¿qué podemos esperar para 2017?

En el marco de la reunión de clientes del Servicio de Análisis y Pronósticos Económicos realizada en el auditorio del Edificio FERRERE, el economista Gabriel Oddone disertó sobre la incertidumbre del contexto internacional y el escenario de estanflación y corrección fiscal que atraviesa Uruguay.

La exposición titulada ?Estancamiento y ajuste fiscal: ¿qué podemos esperar para 2017?? repasó, en primer lugar, los riesgos latentes en el contexto global y las distintas velocidades a las que se reacomoda la región. En este sentido, Oddone explicó que el mundo atraviesa una fase de bajo crecimiento, tanto por problemas de demanda (?estancamiento secular?) como de oferta (sobre-endeudamiento). Asimismo, la normalización de la política monetaria de EE.UU. es más lenta de lo previsto y, por ello, las tasas de interés seguirían una trayectoria alcista más gradual, convergiendo a niveles de largo plazo más bajos de los que se esperaba. En consecuencia, el proceso de fortalecimiento del dólar a nivel global ha perdido impulso desde marzo. En este contexto, los precios de los commodities se recuperan de forma incipiente y asimétrica, ya que la menor apreciación del dólar, junto con fundamentos específicos de cada mercado, amortigua parcialmente el efecto de una menor demanda real. Por último, Oddone destacó que la región está altamente expuesta al entorno internacional, y que la corrección de los desequilibrios macroeconómicos en ambos países ocurrirá a distintas velocidades. En particular, a nivel regional el 2016 será otro año perdido aunque la situación podría mejorar hacia 2017.

Con respecto a Uruguay, Oddone señaló que la economía ingresó en la fase baja del ciclo económico. Si bien el desempeño será mejor que en la región durante este año, el desacople se diluirá en 2017 a raíz del repunte esperado en Argentina y Brasil y el estancamiento estimado para la economía uruguaya. En relación al empleo, el mercado laboral continuará contrayéndose, aunque el ritmo de deterioro se modera. En este marco, el Poder Ejecutivo anunció un ajuste fiscal que será incluido en la Rendición de Cuentas 2017. Según Oddone, esto constituye una clara señal de que el gobierno pretende recuperar el ancla fiscal que perdió a partir de 2011. El economista también señaló que el ajuste anunciado en mayo, equivalente a 1% del PIB de 2017, es ?necesario e impostergable? dada la trayectoria fiscal esperada previo a la incorporación de los anuncios. En este sentido, el ajuste propuesto es suficiente para evitar un deterioro adicional del resultado fiscal pero es insuficiente para estabilizar el ratio deuda/PIB, manteniéndose en una trayectoria divergente hacia el fin del período de gobierno. Por ello, Oddone anticipó que las cuentas públicas podrían requerir nuevos ajustes, que seguramente serán vía precios regulados.

A su vez, el economista afirmó que la decisión de recuperar el ancla fiscal ha llevado a resignar el objetivo inflacionario de un dígito, ya que la situación fiscal restringe el margen para actuar sobre el nivel de precios. También aclaró que, si bien la inflación se consolida por encima de 10%, no ha habido una espiralización de precios gracias a la mayor restricción monetaria a nivel doméstico y la menor apreciación del dólar a nivel global. Este último factor sugiere que el actual desvío de precios relativos se corregirá de manera más lenta a lo previsto en los últimos meses.