CPA FERRERE
Novedades

Estiman que competitividad con Brasil estará bajo nivel de equilibrio

En el escenario más probable, Uruguay perderá en el próximo año la ventaja de precios que goza con Brasil desde 2005. La pérdida de competitividad originada en una ?magra depreciación? del peso y una suba de precios por encima de la meta oficial, llevarán al país a perder competitividad con su principal socio comercial, por debajo de los niveles de equilibrio.

Según un informe distribuido a sus clientes por la consultora CPA Ferrere ? al que accedió El Observador -, la desvalorización del real en los últimos dos meses, más pronunciada que el peso, responde ?además de la incertidumbre internacional a un cambio de rumbo en la política monetaria del Banco Central de Brasil?.

El gobierno del vecino país bajó su tasa de interés de referencia por segunda vez consecutiva en octubre, de 12% a 11,5%. Si bien ambos países mantenían una política monetaria y cambiaria similar que impedía el atraso, ?el cambio de rumbo de la política monetaria brasileña está alterando esta situación, prendiendo una señal de alerta para la economía uruguaya?.

En setiembre y octubre el dólar subió 6% en la plaza local, mientras que el billete verde aumentó 12% en Brasil. ?Esta brecha entre la tasa de depreciación del peso uruguayo y el real podría derivar en problemas de competitividad para Uruguay?, señalan los expertos de CPA Ferrere.

El análisis establece un tipo de cambio real ?de equilibrio? basado en una serie de datos de los últimos 20 años. Desde el año 2005 y salvo un breve período en pleno estallido de la crisis internacional en 2008, la competitividad de Uruguay respecto a Brasil se ubicó por encima de ese equilibrio. El país, por lo tanto, poseía una ?ventaja de precios? respecto a su principal socio comercial que favorecía el flujo comercial en dirección al país norteño.

?El incremento en el deterioro de la competitividad con nuestro principal socio comercial podría complicar aún más la delicada situación de los equilibrios externos que presenta hoy nuestra economía?, explican.

Las proyecciones de la consultora CPA Ferrere arrojan una inflación de 7,5% en 2011 para Uruguay y un tipo de cambio a $19 para el cierre del año, con una apreciación del peso promedio de casi 5%. Para Brasil las expectativas arrojan una depreciación de 3%, mientras que la inflación esperada es de 6,5%. Los expertos esperan además para 2012 una suba de más de 5% del dólar en el país vecino. ?De concretarse este escenario, la pérdida de competitividad con Brasil se agudizaría llegando inclusive en 2012 a encontrarnos mínimamente por debajo de los valores de equilibrio para el tipo de cambio?, advierten.


Nota publicada en diario El Observador en edición del día miércoles 2 de noviembre de 2011.