CPA FERRERE
Novedades

Fue presentado el Informe de competitividad 2014-2015 elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF)

Uruguay se ubicó en la posición 80 del ranking (de 144 países) mejorando cinco posiciones respecto al año anterior. Se encuentra quinto en Sudamérica, detrás de Chile (33º), Brasil (57º), Perú (65º) y Colombia (66º). Suiza lidera el ranking general por sexto año consecutivo.

En el día de ayer, Bruno Gili junto con Isidoro Hodara responsables del Informe de Competitividad del Foro Económico Mundial para Uruguay, como profesores de la Universidad ORT (Partner del Foro en el país), presentaron los principales Resultados 2014-2015.

El primer aporte de los catedráticos fue resaltar la importancia que tiene entender el informe para no sacar conclusiones apresuradas. Destacaron dos elementos fundamentales a tener en cuenta, el concepto de competitividad, y el significado del puntaje y la posición en el ranking según la situación de cada país.

Según lo expuesto, la Competitividad es definida por el Foro, como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad y prosperidad de un país, y su potencial de crecimiento, de acuerdo a la etapa de desarrollo en que se encuentra.

El puntaje y la posición en el ranking se deberían analizar considerando la etapa o fase de desarrollo en que se encuentra cada país (definidas en función al PBI per cápita), lo que busca reflejar que distintos países necesiten distintas capacidades para crecer en el largo plazo. "Se le exige más al que se piensa a priori que debe rendir más, de acuerdo a la situación en que se encuentra?.

De acuerdo a los datos del Foro, Uruguay con un PBI per cápita de USD 16.609 en 2013, es el primer país en PBI per cápita de Sudamérica y 43 del mundo. Se ubica en transición entre las etapas de desarrollo 2 y 3 identificadas por el Foro, prácticamente alcanzando la etapa 3 de países desarrollados en fase Innovación (+ de USD 17 mil). ?Si se analizará a Uruguay con los ponderadores de la etapa 2, estaría ubicando en el puesto 58. Lo cual, conceptualmente no está bien. Pero facilita entender, por qué no se puede leer el índice sin comprender la realidad de cada país. Por ejemplo estar por debajo de Colombia o Perú no implica que estamos peor, sino que necesitamos crear capacidades diferentes para seguir creciendo, dado que ellos se encuentran en otra de las fases definidas por el Foro (con PBI per cápita cercano a USD 7-8 mil)?.

En términos generales Uruguay se encuentra mejor que el promedio de América Latina en prácticamente todos los pilares definidos por el Foro, destacándose en instituciones. En contrapartida, en aquel en que se encuentra rezagado, es nuevamente el de eficiencia del mercado laboral.

Uruguay mejoró el puntaje de prácticamente todos los indicadores, pero no así en el puntaje total, dado el cambio en la ponderación que hubo este año por el crecimiento del PBI, donde cómo se mencionó pondera de forma muy importante a pilares como ?Sofisticación Empresarial? e ?Innovación?. Este aspecto fue resaltado por Bruno Gili, como uno de los puntos más importantes a trabajar tanto desde el sector público como el privado, si se pretende continuar mejorando la Competitividad del país. ?Se deberán buscar alternativas para mejorar la capacidad de innovar, ? uno de los pilares sobre el que se ha avanzado poco en los últimos años, y sobre lo que contrariamente a lo que generalmente se cree, estamos en una situación similar al resto de América Latina.?

A su vez, se destacó que el Foro ha incorporado recientemente un ajuste en el ranking, introduciendo el concepto de competitividad sustentable, la cual es definida ?como el conjunto de instituciones, políticas y factores que hacen que una nación productiva en el largo plazo, al tiempo que garantiza la sustentabilidad social y ambiental?. Con este ajuste, Uruguay alcanza la posición 52, escalando 28 posiciones, y con un aumento de 4% del puntaje, quedando tercero a nivel de Sud América, y con el mayor crecimiento respecto a los países de la región (que incluso en muchos casos bajan su puntaje).

Finalmente se planteó, que la relevancia del Informe es generar información cualitativa y cuantitativa de la situación del país (y relativa a otros países de la región y el mundo), para que conjuntamente con otra tanta información disponible, pueda ser usado cómo referencia para discutir una agenda de competitividad de largo plazo a nivel nacional.