CPA FERRERE
Novedades

Fuerte aumento en la contribución inmobiliaria rural

El gobierno decretó un aumento del 35% en la contribución inmobiliaria rural, gremiales agropecuarias protestan. La Contribución Inmobiliaria Rural es un impuesto nacional que recaudan las intendencias. Grava la propiedad de la tierra en función del valor que fija la Dirección Nacional de Catastro. El Gobierno anualmente establece la forma de actualización de los valores de catastro y así determina el impuesto a pagar.

sorpresa no grata

Hasta ahora, los valores catastrales de los inmuebles rurales se venían actualizando en función de la variación del índice de precios al consumo (IPC) que, en los últimos años, ha estado entre el 6% y el 8%.

A fines de diciembre, el Poder Ejecutivo decidió cambiar el criterio y actualizar el valor catastral tomando en cuenta el aumento en el valor de la tierra.

Según un estudio realizado por la Oficina de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca el aumento del precio de la tierra en el primer semestre del año 2009 fue de 33,5% promedio por hectárea. Con estos datos, el Gobierno decidió un aumento del 35% en la Contribución Inmobiliaria.

Miembros de la Asociación Rural, entienden que el aumento es desproporcionado. Manifiestan que la medida adoptada implica un incremento de la Contribución Inmobiliaria del 35% en pesos pero medido en dólares trepa al 68%. Sostienen que los predios ganaderos son los más afectados dado que sus campos no han subido de precio en el último año y sí lo han hecho en los campos agrícolas.

Impacto en el impuesto a las transmisiones patrimoniales

Hay que tener presente que este aumento en el valor real de los inmuebles encarece el costo de la venta de inmuebles rurales. Compradores y vendedores de inmuebles rurales pagarán más Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales, ya que éste se calcula sobre el valor real del inmueble.

Impacto en el impuesto al patrimonio

Otro aspecto a tener en cuenta es que el aumento en el valor real de los inmuebles rurales, implica un aumento en el monto a abonar por el Impuesto al Patrimonio para aquellos contribuyentes no exonerados.

Por Jimena Zeballos