CPA FERRERE
Novedades

Inflación de mayo en línea con lo previsto

· Inflación interanual aumenta de acuerdo a lo esperado. El Índice de Precios del Consumo (IPC) aumentó 0,49% en abril, en línea con nuestra proyección puntual (0,51%) y con la mediana de las expectativas de los analistas consultados por el BCU (0,5%). En este contexto la inflación interanual se aceleró 0,2 p.p. respecto al registro de abril ubicándose en 8,41%, guarismo que se ubica por encima del techo del rango meta fijado por el BCU (7%).

· Inflación tendencial ligeramente por debajo de lo esperado, aunque se mantiene elevada. Por su parte, la inflación tendencial (que excluye la variación de los precios de las frutas y verduras y la carne, así como las tarifas públicas y los bienes energéticos) de mayo fue 0,54%, por debajo de nuestra proyección (0,63%). En términos interanuales, la inflación tendencial se encuentra en 9,22%. Asimismo, si evaluamos la variación que ha sufrido nuestro pronóstico respecto a este indicador desde comienzos de año, es notorio que la situación inflacionaria se encuentra en una posición algo más delicada que en ese entonces. De hecho, mientras que durante enero del presente año nuestros modelos indicaban que la inflación tendencial cerraría 2015 en 8,5%, hoy esperamos que alcance 9,2%, dando cuenta del carácter persistente del fenómeno.

· En el mes, transables y no transables crecieron a igual ritmo. A su vez, los precios de los bienes transables (componentes de la canasta que se comercializan con el resto del mundo) evolucionaron a igual ritmo que los no transables. De esta forma se interrumpe el patrón observado durante los últimos dos meses, caracterizado por incrementos de precios de los bienes transables sensiblemente por encima de los no transables. Ello se debe, en parte, a que durante mayo la depreciación del peso uruguayo no fue tan importante como en meses anteriores. Mientras que en mayo se registró un aumento del tipo de cambio de 1,6%, marzo y abril habían pautado una depreciación del peso uruguayo respecto al dólar de 4,3% y 2,8% respectivamente. Así, en la comparación interanual, los rubros no transables continúan liderando el crecimiento de precios: específicamente, la inflación transable alcanza 7,3%, en tanto la no transable se ubica en 9,3%.

· Bienes elaborados y carnes lideran los aumentos de precios. Al interior del IPC se destaca la incidencia de los ?Bienes Elaborados no Energéticos? (0,25 p.p). Éstos evidenciaron un aumento de 0,69%, mínimamente por debajo de lo previsto (0,73%), como consecuencia del importante incremento de precios tanto de las manufacturas (0,8%) como de los alimentos elaborados (0,6%). Asimismo, se destaca el aumento de precios de los productos cárnicos, los cuales registraron un incremento mensual de 1,1%. En cambio, las frutas y verduras tuvieron una caída cercana al 0,4%. Por último, se observa que los ?Servicios no Administrados? (0,44%) presentaron un crecimiento inferior a lo previsto (0,61%). Ello se debió, fundamentalmente, a la gran disminución alcanzada por los servicios transables (3,9%), a pesar de su baja importancia en el componente global. En particular se destaca la caída de los precios de los paquetes turísticos y los pasajes aéreos.

· Proyecciones se mantienen estables. Considerando que la inflación se ubicó en línea con lo previsto, prevemos que nuestras proyecciones de inflación para 2015 y 2016, actualmente en 8,7% y 8,3% respectivamente, se mantendrán incambiadas. Las proyecciones definitivas serán divulgadas en los próximos días a través de nuestro Informe de Inflación y Boletín de Precios.