CPA FERRERE
Novedades

Inflación interanual volvió a desacelerarse en setiembre

Nueva desaceleración de la inflación interanual. En el mes de setiembre, el dato de inflación pautó un incremento de 1% en el nivel general de precios, resultado mínimamente superior a nuestra proyección puntual (0,87%). Dicha variación implicó una nueva desaceleración en el registro interanual, que en esta ocasión se situó en 8,36%. Es de notar que es el séptimo mes consecutivo en que dicho guarismo se reduce, aunque aún se encuentra ampliamente por encima del rango meta fijado por la autoridad monetaria (3% - 7%).

Inflación de núcleo en línea con lo esperado. Por su parte, la inflación tendencial (componente que recoge la evolución de los precios más estables excluyendo aquellos de carnes, frutas y verduras, servicios públicos administrados y bienes energéticos) se vio incrementada en 0,92% durante setiembre, en línea con nuestra predicción (0,84%). A nivel de variación interanual esta también se redujo por séptimo mes seguido, ubicándose en 9,12%. Si bien esto es una buena señal, aún se encuentra por encima de 9%, marcando el carácter persistente del proceso inflacionario en el mediano plazo.

Transporte y Alimentos fueron los rubros de mayor incidencia. En lo que refiere al origen de las presiones inflacionarias, los rubros no transables presentaron una vez más un mayor incremento que aquellos transables. En tanto los primeros registraron una variación interanual de 9,44%, los segundos crecieron 7,01%. Asimismo, los mayores incrementos se dieron en los rubros de Transporte (2,04%) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,82%), siendo mayor la incidencia de estos últimos. En el incremento del transporte cabe destacar la suba en la tarifa del taxímetro así como en los boletos de ómnibus, en tanto al interior de los alimentos la mayor suba se dio a nivel de legumbres y hortalizas.

Proyecciones serán corregidas al alza. Actualmente la proyección de inflación para el cierre del año se encuentra en torno a 8,7%. Sin embargo, diversos factores podrían conducir a modificar esa estimación en los próximos días. En primer lugar, el registro de inflación en setiembre fue levemente superior al esperado. En segundo lugar, la evolución del valor del dólar, que seguirá al alza. En este sentido, vale destacar sin embargo que posiblemente ese proceso se dé en forma más moderada, luego de los cambios anunciados por el COPOM en lo que refiere al régimen de fondos inmovilizados para no residentes. En tercer lugar, los salarios han crecido en mayor medida a lo previsto, lo cual probablemente genere presiones adicionales en el nivel de precios. Estas consideraciones serán tenidas en cuenta en la próxima publicación de proyecciones, donde es altamente probable que las mismas sean corregidas ligeramente al alza.