CPA FERRERE
Novedades

Inflación podría superar los dos dígitos en ausencia de medidas de corto plazo

Inflación superior a la esperada en febrero, registro 12 meses se eleva a 9,8%

El dato de inflación de febrero pautó un incremento mensual de 1,66%, por encima de nuestra proyección puntual (1,2%). Este incremento en los precios de febrero determinó que la inflación interanual se ubique en 9,8%, el registro más elevado desde agosto de 2004. En esta oportunidad el error de estimación se ubicó principalmente en el rubro de Servicios No Administrados, debido principalmente al mayor incremento respecto de lo esperado de los servicios educativos y de los servicios domésticos y para el hogar. De esta forma, el dato de inflación de febrero introdujo una innovación en el componente tendencial de la inflación, por lo que se trata en buena medida de una innovación de carácter permanente que determinará una corrección al alza de las proyecciones. Por su parte, los alimentos no elaborados también presentaron importantes incrementos, aunque en línea con lo previsto, liderados por las hortalizas que sufrieron el impacto de las intensas lluvias durante fines de enero y principios de febrero.

Inflación tendencial supera los dos dígitos

Por su parte el componente tendencial, que depura al índice de componentes volátiles (alimentos frescos) y tarifas públicas (energéticos y otras tarifas), se incrementó 1,46%, también por encima de lo esperado. Esto determina que la inflación de núcleo se vuelva a elevar, ubicándose en 10,1%, confirmando el carácter persistente del proceso inflacionario.

Proyecciones se corrigen al alza

Tal como se comentó anteriormente, dado que el dato de inflación se ubicó por encima de lo previsto y que el error de estimación corresponde al componente tendencial, las proyecciones de inflación para los próximos meses seguramente serán corregidas al alza en los próximos días. De todas formas la incorporación del último dato a las proyecciones pasivas (sin contemplar nuevas medidas de política económica) realizadas el mes pasado indican que, en ausencia de medidas inmediatas, la inflación podría ubicarse por encima de 10% en los próximos meses.

Qué medidas esperar en el corto plazo?

Teniendo en cuenta el registro de febrero y las perspectivas para los próximos meses, que dejaban en evidencia (incluso previo a la divulgación de este dato) una situación de fuerte tensión en el sistema de precios durante la primera mitad del año, es de esperar el anuncio de medidas de política económica orientadas a rebajar algunos precios clave de la economía, como ser las tarifas de energía y combustibles y eventualmente bienes de la canasta básica, tal como se ha realizado en otras oportunidades en las que la inflación se ha ubicado por encima del 9%. Cabe destacar que no deberían descartarse además señales contractivas de carácter complementario en el ámbito de política monetaria (restricciones en el manejo de liquidez que deriven en aumentos de tasas de interés y presión a la baja sobre el tipo de cambio). Sin embargo, estas medidas tienen dos limitantes para resolver la problemática de alejar la inflación de los dos dígitos en el corto plazo: (i) los canales de transmisión de la política monetaria no operan en forma inmediata, por lo que deberían ser complementadas con rebajas de tarifas y otras medidas que operen sobre precios de referencia de alto impacto y con afectación inmediata sobre el IPC; y (ii) una contracción monetaria abrupta (inmediata y con impacto relevante en el IPC de marzo), derivará en un deterioro adicional de la competitividad con nuestros socios regionales, que ha sufrido un deterioro significativo en los últimos 30 meses. En este escenario, parece razonable esperar medidas inmediatas orientadas a contener la suba de precios mediante el manejo de tarifas y otros rubros relevantes en el IPC.