CPA FERRERE
Novedades

IRPF familiar: ¿una opción beneficiosa o perjudicial?

Quienes en el 2009 optaron por pagar su IRPF como familia comprobarán ahora si fue una buena o mala opción. En el mejor de los casos la DGI les devolverá el dinero que pagaron demás sin intereses. Pero si fue una mala opción la familia deberá preparase para pagar más impuestos a mitad de año.

Cuando se piensa en la opción de pagar IRPF como núcleo familiar se asume que se trata de una tributación más beneficiosa para la familia. Esto es lo que ocurre en la mayoría de los países en los que se busca alivianar la carga fiscal de las familias como reconocimiento a la importante función que cumplen.

Pues bien, en Uruguay esto es diferente. Antes de optar por tributar como núcleo familiar hay que hacer números y descifrar un verdadero acertijo. El resultado puede ser en muchos casos desfavorable para la familia.

En todo caso antes del 31 mayo quienes ejercieron la opción de pagar como familia deberán presentar una declaración jurada a la DGI y se enterarán si van a recibir una devolución de dinero o si tendrán que pagar más impuesto a la DGI.

¿cómo se hace efectiva la opción?

A principios del año los trabajadores dependientes informan a la empresa si desean liquidar como núcleo familiar. La empresa determina la retención a efectuar mes a mes en función de las remuneraciones del empleado. Al año siguiente los empleados deberán presentar en DGI la declaración jurada con las remuneraciones del año así como los pagos hechos y de aquí surgirá, o no, un saldo a pagar.

La retención mensual que efectúa la empresa será la misma que si fuera una liquidación individual pero luego al importe resultante se le descuenta un 5%.

El núcleo familiar no siempre conviene

Supongamos que un trabajador es casado, tiene 2 hijos y tiene un salario nominal mensual de $ 80.000. Su retención promedio mensual de IRPF asciende a $ 11.491. Entusiasmado con la reducción de la retención mensual, opta por liquidar el impuesto como núcleo familiar. En ese caso, su IRPF será de $ 10.916. Lo que este trabajador no sabe, es que si efectúa su cálculo en forma anual, el 5% ahorrado mensualmente es superior al beneficio que obtiene por liquidar por núcleo familiar. Como consecuencia, terminará pagando esa diferencia al Fisco al año siguiente. El IRPF anual por núcleo familiar de este trabajador ascenderá a $ 132.948, pero por su opción le retendrán en el año $ 130.992. Por lo tanto, en vez de obtener un ahorro tendrá que pagar al Fisco $ 1.956.

Veamos ahora el caso de un matrimonio donde uno de ellos gana $ 16.000 y su esposa $ 4.000; si optan por núcleo familiar deberían pagar en promedio $ 212 por mes; mientras que si continúan como hasta ahora no están alcanzados por el impuesto. Si bien $ 212 por mes puede ser un importe menor, si esta familia no hace bien las cuentas tendrá un perjuicio de $ 2.544 por año.

¿que pasa si solo trabaja uno en el núcleop familiar?

En este caso conviene optar por núcleo familiar, pero no descorche nada porque el ahorro máximo será de alrededor de $ 400 por mes.

Por Cecilia García