CPA FERRERE
Novedades

Los balances 2014 y las perspectivas 2015

Alfonso Capurro y Gabriel Oddone disertaron sobre ?Los balances 2014 y las perspectivas 2015?, en el marco de la reunión de clientes del Servicio de Análisis y Pronósticos Económicos realizada hoy en el auditorio del Edificio Ferrere.

Capurro destacó que la economía global cerrará el 2014 con un crecimiento modesto en comparación con el desempeño reciente, con riesgos a la baja especialmente en la Zona Euro. Hacia 2016, de acuerdo a las proyecciones del FMI y la OCDE, podría comenzar a notarse una recuperación de la actividad económica mundial, pero con alta heterogeneidad entre países: mientras Estados Unidos consolida tasas de crecimiento elevadas y finaliza las inyecciones monetarias, China, Japón y la Zona Euro presentan desafíos en materia de crecimiento y promueven políticas monetarias expansivas para impulsar la demanda agregada. Esta divergencia de las políticas monetarias a nivel global permite concluir el proceso de fortalecimiento internacional del dólar continuaría durante 2015.

El contexto de fortalecimiento del dólar, sumado a una corrección a la baja de las expectativas de crecimiento global y a shocks del lado de la oferta propiciaron una caída significativa en el precio de las materias en los últimos 5 meses. Capurro destacó que la fuerte caída en el precio del petróleo está generando inestabilidad en algunas economías emergentes con fundamentos debilitados (como el caso de Rusia), que podrían ser fuente de turbulencias financieras para los mercados emergentes.

Por su parte, analizando la coyuntura económica regional, Oddone señaló que tanto Brasil como Argentina cierran el año con un deterioro de sus balances macroeconómicos. Los dos vecinos de la región se encaminan hacia un proceso de ?estanflación?, más intenso y con mayor inestabilidad financiera en el caso de Argentina. La región no tendrá un desempeño favorable en 2015, en tanto que las perspectivas para 2016 en Argentina dependen críticamente de la resolución del litigio con los holdouts, y en Brasil del éxito del programa macroeconómico para restituir la confianza sin afectar el crecimiento.

Finalmente, respecto a la economía uruguaya, Oddone destacó que la actividad económica ha transitado el 2014 con mayor dinamismo al esperado en un contexto en que el mercado laboral se mantiene firme. Esto, sumado al inicio de producción de Montes del Plata, permitirá mantener el ?desacople regional? durante 2015. No obstante, en ausencia de un nuevo ?shock? de inversión, el crecimiento de la economía convergería al de la región en 2016.

Por el lado del sector externo, el experto manifestó que los precios actuales de los commodities y las innovaciones esperadas en materia de producción de celulosa y cambios en la matriz energética permitirán capitalizar una mejora en el balance de la cuenta corriente de unos 2 puntos del Producto en 2015. En cuanto a la situación fiscal, Oddone puntualizó que el resultado del sector público se alineó en octubre a las proyecciones oficiales, puesto que la mejora en los balances de las empresas públicas (caída de precio del petróleo y menor costo de abastecimiento de energía eléctrica) permite compensar el deterioro de otras partidas. En este contexto, el ?espacio fiscal? será reducido durante la próxima Administración, al menos durante los primeros años de la gestión.

Oddone destacó que Uruguay logró depreciar ?exitosamente? su moneda desde el cambio de régimen monetario en mayo de 2013, aunque algunos desajustes recientes en el mercado monetario habrían inducido transitoriamente una apreciación de la moneda desde fines de setiembre de 2014. Este fenómeno, sumado a un sinceramiento del real brasileño llevó a nuestra economía a perder casi en su totalidad la ganancia de precios relativos con Brasil que se había registrado en la primera mitad del año.