CPA FERRERE
Novedades

Monitor Financiero Julio 2013

Rentabilidad y Resultados

Al cierre de junio 2013, el Resultado en términos de Patrimonio (RoE) del sistema bancario uruguayo logró mejorar en 0,5 p.p. respecto al mes anterior, alcanzando 9,6%. Esta mejora se debe al incremento en el RoE de la banca pública, que mejoró 1,1 p.p.

Este crecimiento en el BROU se explicó por la mejora en el Margen Financiero Neto, producto de una caída en las pérdidas por previsiones. No obstante esta mejora en la rentabilidad, es importante destacar que, en el acumulado 12 meses, el banco oficial registró pérdidas en sus resultados por diferencia de cambio por primera vez desde agosto de 2011. Por su parte, las instituciones privadas tuvieron una leve baja (-0,15 p.p.) en el RoE, generalizada a siete de las once instituciones, debido a un menor Margen Financiero Neto en términos de Patrimonio. Si bien el MFB creció levemente respecto a mayo producto de mayores Ganancias Financieras y menores Pérdidas, las pérdidas acumuladas por previsionamiento crecieron considerablemente (USD 3,6 MM), lo que generó la mencionada baja en el MFN. Los Resultados por Diferencia de Cambio por su parte mostraron una leve caída de 0,1 p.p. en términos de Patrimonio, pero aun siguen siendo positivos.

Las cuatro instituciones privadas que lograron mejorar su RoE fueron: BANDES (+3,3 p.p.), que si bien sigue mostrando un ratio considerablemente negativo, lo ha logrado elevar en 12 p.p. en el acumulado del año; HSBC (+1,53 p.p.) que ha logrado un indicador positivo similar al de diciembre de 2012, después de un comienzo de 2013 que registró pérdidas en términos de patrimonio; Santander (+0,4 p.p.) que logró incrementar su indicador por cuarta vez consecutiva en el año, alcanzando 8,35% y Banco Itaú (+1 p.p.) que al igual que en mayo registró una mejora en el RoE aunque aún se encuentra alejado del elevado guarismo registrado al culminar 2012.

Análisis del Volumen de Negocios

En otro orden, el volumen de negocios del sistema financiero uruguayo aumentó USD 353 MM en junio, explicado por ambas bancas con mayor peso de la banca pública. El crecimiento se registró tanto en moneda nacional como extranjera, sin embargo, al igual que el mes anterior, la medición en dólares del volumen de negocios en moneda nacional afecta negativamente al indicador, castigando la variación genuina.

Al analizar la evolución en las obligaciones se observó un leve crecimiento en las obligaciones al SNF (medido en dólares) de 0,17%. Si se analiza por tipo de institución el comportamiento es dispar ya que, mientras el aumento de obligaciones en moneda extranjera fue mayormente impulsado por la banca pública, el crecimiento en moneda nacional fue explicado únicamente por los privados. Como resultado, se dio un nuevo aumento en el marketshare de la banca privada, de 0,53 p.p.

En lo referente a los créditos otorgados, se apreció un incremento de 2,5% respecto a mayo, atribuible principalmente al BROU. La evolución se dio en forma opuesta que en las obligaciones, ya que fue la banca privada quien lideró la variación positiva en los créditos en moneda extranjera, mientras que el BROU por su parte superó ampliamente a la banca privada en los créditos en moneda nacional.

Por último al analizar los créditos según residencia, se destaca que las colocaciones a residentes experimentaron una ligera mejora mientras que en no residentes la variación fue negativa (-13,6%).

A pesar de que la desmejora en el crédito a no residentes fue general en el sistema financiero, fueron dos instituciones las que causaron mayor impacto. Banco Itaú y Citibank experimentaron en su conjunto una caída superior a USD 24 MM en su stock de colocaciones a no residentes. Cabe resaltar que ambas instituciones habían percibido un incremento atípico en sus stocks con el SNF privado no residente en mayo. De todas formas, si se abstrae esta caída del análisis y se compara el stock actual con el de junio en 2012, la variación ha sido positiva en el año móvil para ambos bancos y para el sistema en su conjunto (+48%).

Novedades Normativas

En el marco del proyecto de inclusión financiera que quiere promover el Gobierno, en las últimas semanas el BCU ha dictado normas para instrumentar la creación de nuevas figuras financieras como los Corresponsales Financieros y Banca Minorista, así como un nuevo instrumento como son las Cuentas Básicas de Ahorro.

La Circular 2.149 establece la figura del Corresponsal Financiero, que habilita a entidades cuya actividad principal no sea la intermediación financiera, a ofrecer servicios del sistema bancario con ciertas restricciones operativas, en un horario más extenso que el de las instituciones bancarias y proveyendo mayor cobertura física.

Dados los bajos índices de inclusión financiera en el país, esta regulación pretende contribuir a incrementar la capilaridad del sistema, favoreciendo al aumento en la intensidad de uso de los diversos servicios y productos financieros por toda la población. En Perú, por ejemplo, al cierre de 2011 y según datos del FMI se registraban 59 sucursales cada 100.000 adultos; sin embargo, en nuestro país existen 12,5 sucursales bancarias cada 100.000 adultos, guarismo que en Montevideo asciende a 14 y en el Interior baja a 11,5. Más aún, si se depura del análisis a los habitantes de Colonia y Maldonado (departamentos con alta concentración de sucursales bancarias), la cobertura en el interior cae a menos de 10 sucursales cada 100.000 adultos. Por otra parte, el BCU mediante la Circular 2.150 establece el reglamento para los Bancos Minoristas. La operativa de éstos estará restringida respecto a la de una institución bancaria con habilitación total, no pudiendo realizar colocaciones en moneda extranjera, pudiendo únicamente otorgando créditos en pesos o Unidades Indexadas u otros instrumentos indexados con previa autorización banco-centralista. Los importes de los créditos a personas físicas o jurídicas no podrán exceder el 2% de la Responsabilidad Patrimonial Neta, salvo excepciones notificadas al BCU. Tampoco podrán contraer obligaciones con no residentes. Además, tendrán requerimientos de capital por riesgo de crédito superiores a los de los bancos con habilitación total. En contrapartida, la Responsabilidad Patrimonial Básica será de UI 65 millones, la mitad que la de las instituciones bancarias.

Finalmente, el BCU emitió la regulación para las Cuentas Básicas de Ahorro, mediante la Circular 2.152. Ello facilitará el acceso a cuentas bancarias a personas cuyo vínculo laboral se mantiene en la informalidad y que por tanto no tienen elementos suficientes para cumplir con los procesos exigidos de Know Your Customer (Procesos de Debida Diligencia para Conocer a su Cliente).

Las Cuentas Básicas de Ahorro tendrán restricciones operativas en cuanto a los saldos operados y las transacciones realizadas, de manera de acotar el riesgo de Lavado de Activos a través de dichas cuentas.

Las nuevas normas emitidas por el BCU pretenden generar un marco más claro para el desarrollo de actividades en el país que contribuyan a una mayor inclusión financiera de la población. De todos modos, existen aspectos clave que restan ser definidos como la reglamentación que establecerá los requisitos de seguridad de los locales de Corresponsales (RE.NA.EM.SE.). Para ello, parece importante que dicha reglamentación tome en cuenta que en la actualidad hay una amplia variedad de comercios que ya operan como corresponsales, de manera de evitar un retroceso en el nivel de capilaridad que se ha logrado de algunos servicios financieros.

Si desea acceder al informe completo de nuestro Monitor Financiero, un servicio exclusivo para suscriptores donde desarrollamos un análisis detallado de la Rentabilidad del Sistema Financiero, la Situación actual y proyecciones de las principales variables del Sistema Financiero Uruguayo, el Riesgo de Mercado, el Entorno Macroeconómico y las Novedades Normativas, escríbanos a economia@cpaferrere.com