CPA FERRERE
Novedades

Optimismo y algo de cautela de los economistas sobre el futuro

Si bien los pronósticos son de una prolongación en 2012 del ciclo favorable que atraviesa la economía uruguaya, los expertos consideran que ello puede verse afectado por lo que ocurra en el Hemisferio Norte, particularmente en Europa, dónde algunos países enfrentan graves desequilibrios financieros y enfilan hacia una recesión.

Con ese telón de fondo, que algunos expertos y organismos internacionales vislumbran como más complejo, 11 economistas del ámbito local dedicados a la consultoría privada y a la academia dieron a Búsqueda sus proyecciones macroeconómicas para 2012: en general auguran que la actividad económica en Uruguay seguirá creciendo ? aunque a menor ritmo que en años anteriores-, y que las otras variables tendrán pocos cambios.

Exterior

Durante 2011 Grecia y otros países europeos debieron ser socorridos porque, sumidos en una profunda crisis económica, sus gobiernos carecían de dinero suficiente para pagar sus deudas. Mientras caían presidentes y primeros ministros en medio de protestas populares contra los planes de ajuste fiscal ? con suba de impuestos y recortes de gastos-, las últimas semanas del año transcurrieron entre negociaciones de líderes europeos para definir nuevos parámetros de déficit fiscal y endeudamiento, buscando restablecer la credibilidad en la unión monetaria. Ese acuerdo del que se autoexcluyó Gran Bretaña, está todavía pendiente de ratificación.

La revista The Economist lanzó el 26 de diciembre en su sitio web una encuensta interactiva que al menos hasta ayer miércoles 4 arrojaba un resultado optimista: de los poco más de 14.000 que votaron, el 64% respondió afirmativamente a la pregunta de si el euro sobrevivirá 2012 intacto.

Algunos países, como España, admitieron que estaban entrando en recesión. Otros que apenas crecerían, con suerte.

Estados Unidos también muerta un crecimiento muy magro, luego de un año en que escapó de la cesación de pagos tras elevar el tope de endeudamiento público casi sobre el último minuto.

La perspectiva para la economía global en 2012 es clara, pero es desagradable: recesión en Europa, anémico crecimiento como mucho en Estados Unidos y una abrupta desaceleración en China y en la mayoría de las economías emergentes, escribió el economista Nouriel Roubini ?a quien se le atribuye haber predicho la más reciente crisis económica mundial, cuyos coletazos persisten hoy ?en una columna poco antes de fin de año. E hizo el augurio todavía más preocupante al subrayar la alta interconexión entre los países: Las economías asiáticas están expuestas a China, América Latina está expuesta a los precios de las materias primeas (al igual que a China y al lento crecimiento de las economías avanzadas). Europa central y oriental están expuestas a la zona euro. Y la turbulencia en el Medio Oriente está causando graves riesgos económicos ?tanto allí como en otras partes- y geopolíticos, y por lo tanto el precio del petróleo limitará el crecimiento global.

Toda esa incertidumbre se trasladó a los mercados bursátiles mundiales, cuyos índices se movieron en forma zigzagueante en 2011.

Uruguay

La oncena de analistas que contestaron la encuesta de Búsqueda fueron: Aldo Lema (Vixion Consultores), Mercedes Comas (PwC), Michele Santo (Michele Santo & Asociados), Bibiana Lanzilotta (Centro de Investigaciones Económicas), Ec. Alfonso Capurro (CPA Ferrere), Pablo Moya (Oikos), Gabriela Mordecki (Instituto de Economía de la estatal Facultad de Ciencias Económicas), Tamara Schandy (Deloitte), Marcelo Sibille (KPMG), Marcelo Brasca (Universidad de Montevideo), y Gustavo Michelín y Horacio Bafico que respondieron en conjunto. Otros expertos se excusaron alegando que es difícil hacer pronósticos, por la gran incertidumbre que plantea el marco externo.

A todos se les pidió estimaciones para los siguientes indicadores en 2012: variación real del Producto Bruto Interno (PBI), en promedio, respecto a 2011, tasa de inflación en doce meses a fin de este año y de desempleo, deuda pública bruta en proporción al PBI, resultado fiscal (primario y global), variación porcentual del tipo de cambio respecto a fines de 2011 y saldo de la cuenta corriente.

El promedio de las respuestas arrojó que prevén un crecimiento del PBI de 4,6%, que los precios al consumo subirán 7,5%, que el desempleo alcance a 6,2% y que la cotización del dólar aumente 1%, hasta $20,1 a fin de año.

Proyectaron también que el déficit fiscal global se mantenga en los niveles (1,1% del Producto) y que el superávit primario ?antes del pago de intereses de la deuda- mejore levemente, a 1,61%.

A su vez, estiman que la deuda pública alcance a U$S 27.500 millones (en torno a 52% del PBI) y que la cuenta corriente sea deficitaria por el equivalente a 0,9% del Producto.

Para algunos indicadores, esos promedios ocultan opiniones disímiles. Por ejemplo, en cuanto al PBI, Michelin y Bafico fueron los más cautos al prever una suba del 2,5%, mientras que Moya proyectó una expansión de 6,3%.

En materia fiscal, Michelin y Bafíco vuelven a ser los más pesimistas; prevén un resultado negativo de 2%.

Proyecciones macroeconómicas de analistas para 2012

Analista: Alfonso Capurro

Institución: CPA - Ferrere

PBI: 5,0

Inflación: 7,1

Desempleo: 6,0

Deuda Bruta: 45,0%

Resultado Global: -1,0

Fiscal Primario: 2,1

Variación tipo de cambio: 1,0

Cuenta Corriente: -3,0


Nota publicada en semanario Búsqueda en edición del día jueves 5 de enero de 2012.